Hablar de ética es hablar de principios

Imprimir

Nada es en realidad, tan cierto, ni tan sabido, cuestiones que un día parecen certezas, al día siguiente son derrumbadas como mitos, el mejor ejemplo es “La Teoría de la Relatividad de Einstein”, la que establece que la forma del Universo puede ser plana, o esférica o hiperbólica, dependiendo de la cantidad de masa y energía que contenga” quiero decir con esto, que si en física la realidad es “relativa”, en las interacciones humanas lo es más aún, lo que un día pareciera obvio e incuestionado, o al menos extensamente aceptado, como la esclavitud, el orden medieval, o las colonias… años después nos parece arcaico y violento, absurdo casi incomprensible.

Hoy, el mundo ha cambiado y se ha vuelto más inestable que nunca, se ha abierto la Caja de Pandora que contiene todos los males del mundo, ya la crisis no es solo social y política, es también medioambiental, ya no está en riesgo una visión política u otra, hoy el riesgo es global y amenaza a la especie humana en su conjunto. El sociólogo polaco Zigmmund Baumann nos habló de liquidez de las relaciones en sociedad, el alemán Ulrich Beck da cuenta de una sociedad del riesgo. El cambio climático, las guerras y la hambruna son fantasmas corpóreos, presentes en el cotidiano, la sensación de inestabilidad y de angustia se apodera de nosotros al pensar en el Amazonas ardiendo a fuego lento a vista y paciencia de un presidente empresario, “Our house is burning. Literally” escribió Emanuel Macrón… Bolsonaro respondió a la ayuda ofrecida con un rotundo y soberbio NO… ahí es cuando volvemos a lo privado y nos preocupamos en nuestros hijos y el planeta que les heredaremos.

Al pensar que no hay salida, emerge la rabia que moviliza, que exige cambios… que genera cambios… al vernos enfrentados al abismo no queda más que luchar para no caer. Recordando que en el fondo de la caja de Pandora siempre está la esperanza.

Es por esto que hoy queremos hablar de ética, es por esto que como Federación de Colegios Profesionales estamos empeñados en poner la ética sobre la mesa… porque queremos movilizar conciencias, movilizar a cada uno de ustedes… queremos que este encuentro genere que cada uno, se convierta en un actor relevante de los cambios necesarios para hacer las cosas bien, para hacer las cosas justas, para hacer lo necesario.

Hablar de ética es hablar de principios… Desde la federación de colegios profesionales estamos empeñados en que esos principios se hagan realizad, esto es, estamos empeñados en construir un mundo mejor, … pero un mundo mejor para todos, todas y todes, esto significa, construir una sociedad más justa, fraterna, equitativa, y solidaria, en un hábitat apropiado, con salud y educación para todas, todos todes, con menos segregación urbana pero también con menos discriminación, un mundo en suma en el que seamos bienvenidos todas, todos, todes y donde el ser humano sea respetado solo por el hecho de “ser” “humano”… respetado solo por el solo hecho de existir.

A los profesionales nos toca una gran labor, la de estar preparados técnica y valóricamente para enfrentar la responsabilidad social en el ámbito en que nos desempeñemos, nos toca mantenernos en formación continua, estar al tanto de cada avance del conocimiento y que ello se transforme en innovaciones que permita hacer la vida mejor para todos y todas. Tenemos la responsabilidad en suma de ser mejores cada día para estar a la altura de las decisiones que nos toca tomar en nuestros espacios laborales, porque cada una de ellas afecta a otro que requiere de nosotros.

Pero también nos corresponde ser honestos, responsables, respetuosos con el medio ambiente, actuar con sujeción a principios morales y valores profesionales aprendidos durante nuestra formación, los que en algunos casos se convirtieron en una promesa o juramento, como en el caso de los profesionales de la salud y tanto otros que se comprometieron a cumplir fielmente su labor.

Cuando elaboré este texto… leí cuidadosamente cada mensaje que llegó en las redes sociales personales y de la federación, dialogué con muchas personas para conocer su opinión al respecto… la mayoría de los comentarios hablaban de la necesidad de invitar a este encuentro a políticos y empresarios… lamento que sea así, no porque no quiera que vengan políticos y empresarios…. Sino más bien, porque no quisiera que esa fuera la percepción predominante la política, sé que el país ha tenido problemas, pero también conozco a políticos que realmente ponen el bienestar del país primero y se esfuerzan día a día por hacer las cosas bien, son hombres y mujeres justos y buenos a los que se desprestigia solo por estar en política… En esta competencia por el poder, la dictadura instala lo de política es igual a politiquería y demagogia, durante los años que siguieron, se ha jugado con la voluntad de las personas utilizando herramientas de profesionales de las ciencias sociales y políticas, se ha manipulado la opinión pública, se han permitido fraudes, se han manipulado en suma, las conciencias.

Hablar de ética, no es fácil, no porque no sea necesaria ni urgente, sino porque en chile hemos naturalizado prácticas reñidas con ella. En Chile se ha instalado la cultura de “se hace todo lo que no sea ilegal, aunque sea inmoral”, por eso, en nuestro país, bienes tan básicos como el agua, los alimentos y los medicamentos son transados en el mercado como si fuesen computadores o rolex; situaciones tan crítica como la contaminación de aire que respiramos y la falta de insumos en los hospitales, no son abordada porque afecta intereses de grandes empresas; sin ir más lejos en el tiempo, cuestiones tan delicadas como la venta de medicamentos, el nacimiento de los hijos, la salud en general y la salud mental en particular son dejados al libre juego del mercado, sin importar las consecuencias.

En el último tiempo también han explotado escándalos de corrupción que han golpeado a todo el país. Hemos descubierto que bienes básicos como el confort, los pollos, los medicamentos en farmacias, están en manos inescrupulosas que se coluden para encarecer sus precios a costa de toda la población… Nos hemos enterado que las FFAA y carabineros, aquellos que sustenta el uso legítimo de la violencia en un Estado Moderno, han dilapidado recursos de todos los chilenos en beneficio de algunos que ocupaban altos cargos en las instituciones antes señaladas.

¿En qué o quién creer entonces?

Considerando los grandes problemas éticos y de corrupción que han involucrado en el último tiempo a autoridades tanto en el ámbito público como privado, hemos sido enfáticos en la necesitada de regulaciones éticas.

Hemos estado intentando que el gobierno le ponga urgencia a la Ley de Colegios Profesionales, dicha propuesta de ley, es una necesidad país, pero también es parte de la reforma constitucional aprobada el año 2005, donde se señala que “la tuición Ética será ejercida por los Colegios Profesionales y se crearán tribunales especiales, por parte del poder judicial para los profesionales no afiliados a los Colegios”, por lo tanto, la Ley de Colegios Profesionales es un mandato constitucional que no se ha cumplido.

La Ley se vincula además con la tuición Ética en el ejercicio profesional y tiene como finalidad resguardar el bien común y el bienestar de toda la ciudadanía.

En este camino, nos hemos reunido con el ministro Blumel y con varios parlamentarios solicitando que se agilice el patrocinio del Gobierno a esta Ley y que se discuta en la comisión, constitución, legislación y justicia de la cámara, sin embargo, no hemos logrado que ni el gobierno, ni los parlamentarios, pongan esta ley entre sus prioridades. La ética al parecer no tiene relevancia, es molesta, incómoda, y por tanto es mejor dejarla de lado. Pero no cejaremos en nuestro intento por avanzar.

En este 4 de septiembre en que se cumplen 50 años de la Elección de Salvador Allende… el médico/presidente que se dio tiempo para dictar clases de ética en la U de Chile y que nos dio una gran lección de ética al no abandonar la moneda ese fatídico 11 de septiembre de 1973, queremos decir para honrarlo que… Hablar de ética profesional es en suma no hacer a otros lo que no nos gustaría que nos hicieran… pero por sobre todo hacer por otros lo que nos gustaría que hicieran por nosotros…

Muchas gracias.

Mónica Alejandra Vargas Aguirre
Presidenta Federación de Colegios Profesionales de Chile